¿Cómo hago la maniobra de Heimlich?

  • Aplica cinco palmadas secas en la mitad de la espalda entre los omóplatos.
  • Toma al accidentado por detrás y por debajo de los brazos. Coloca tu puño cerrado 4 dedos por encima de su ombligo, justo en la línea media del abdomen. Coloca tu otra mano sobre tu puño.
  • Reclina hacia adelante al accidentado y efectúa cinco compresiones abdominales (hacia adentro y hacia arriba) a fin de presionar el diafragma, de este modo producirás una tos artificial. Es muy importante que no hagas la presión hacia los lados, únicamente centrada, ya que podrías lesionar vísceras abdominales de vital importancia.
  • Si la obstrucción no se resuelve tras repetir el ciclo completo 3 veces (cinco palmadas, cinco compresiones abdominales) llama al 065, 114 en celular o 066 y continúa con el ciclo hasta que llegue la ayuda.
  • En el caso de personas obesas y mujeres embarazadas, no se deben realizar presiones abdominales por ineficacia y por el riesgo de lesionar al feto, respectivamente. La tos artificial en estos casos se conseguirá ejerciendo compresiones torácicas al igual que las realizadas en el masaje cardíaco, pero a un ritmo mucho más lento.
  • Si la persona está inconsciente debes alternar la maniobra de Heimlich con la ventilación artificial (boca – boca) ya que es posible que la persona haya tenido un paro respiratorio fisiológico y no pueda respirar aunque hayamos conseguido desplazar el cuerpo extraño fuera de las vías respiratorias.